Recepcionista de hotel por un día: conoce todos sus secretos

Recepcionista de hotel, ¿trabajo infravalorado? He tenido el placer de poder entrevistar a un ex compañero de trabajo, Victor G.F. quien se ha ofrecido a contarnos cómo es su trabajo y su punto de vista en diferentes temas que le he propuesto.

Inicios

Victor G.F. de 34 años y formado con un grado en alojamiento y turismo, lleva trabajando como recepcionista en el Hotel Beatriz Toledo Auditorium & Spa 4* durante 13 años. Es decir, desde que acabó sus estudios hasta día de hoy, ha estado ejerciendo como recepcionista de hotel.

Amigable, cercano y con gran sentido del humor, Víctor nos va a contar cómo es su experiencia y su opinión más personal respecto a su trabajo.

Según Víctor, ser recepcionista de hotel siempre fue su objetivo desde que empezó sus estudios, trabajo el cual le llamaba la atención y estaba dispuesto a hacer lo posible para alcanzarlo. Y así fue. Gracias a su esfuerzo en los estudios y a saber estar en el momento adecuado, tuvo la posibilidad de realizar sus prácticas en el Hotel Beatriz en una época con grandes oportunidades laborales, ya que en esos momentos el sector turístico todavía no se había visto azotado por la crisis económica. Una vez finalizadas las prácticas, fue contratado bajo el cargo de recepcionista, el cual sigue desarrollando hasta la fecha.

Ventajas y desventajas

Para Víctor, “predominan las ventajas de ser recepcionista, aunque eso no quita que también tenga que pasar por momentos desagradables.”

Lo mejor

Lo que más le gusta es “la planificación y organización de su trabajo”. Para ser un buen recepcionista necesitas tener todo controlado cuando empieza tu turno de trabajo: debes conocer las entradas que tienes, las salidas, posibles recados dejados por el compañero, informes, caja, etc. En su hotel, la planificación y organización son esenciales para el correcto funcionamiento del departamento. Bajo la supervisión del jefe de recepción, se crean una serie de listados antes de empezar el turno para saber lo que tienen que realizar ese día y poder planificarse el turno sin agobios.

También “le agrada bastante la atención al cliente.” Ser recepcionista de hotel es un trabajo de cara al público por lo que se requiere tener don de gentes y ser un trabajo vocacional: “te debe gustar la atención al público, sino es muy difícil saber llevarlo”, nos comenta.

Lo peor

El recepcionista de hotel es la cara visible de la empresa, por lo que todos los problemas que tengan los clientes recaen sobre su figura. Luego es el recepcionista quien se encarga de hacer llegar la queja al correspondiente departamento para solventarlo, pero el contacto con el cliente lo tienen desde recepción. Esto es lo más duro de su trabajo según Víctor, “tener que resolver conflictos con los clientes que no dependen directamente de mi”.

Marketing

El Hotel Beatriz de Toledo cuenta con departamento de Marketing que, tal y como nos comenta nuestro compañero Víctor, es muy necesario e indispensable dentro de una empresa.

En cuanto a las vías de promoción que utilizan, se encuentran “las redes sociales, cuñas de radio y páginas web en donde el usuario deja su opinión sobre su estancia en el hotel”. Por lo que, podemos decir que el Marketing Digital se encuentra presente dentro del Hotel Beatriz y es esencial para la promoción del mismo.

 

Conclusiones

El trabajo de recepcionista es un trabajo vocacional que requiere mucho sacrificio, el cual se ve recompensado posteriormente con el trato al cliente y su agradecimiento. Víctor ha logrado su objetivo y debe de servir de ejemplo para todos: lucha por lo que quieres y el tiempo dará sus frutos.

Gracias a Víctor por haber compartido sus impresiones y, por supuesto, ¡gracias a todos los que me leéis!

This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.

Comments are closed.