FAIRMONT JASPER PARK LODGE: Un siglo al pie de las Rocosas Canadienses

¿Quién dijo que el lujo y la vida silvestre eran incompatibles? En pleno parque nacional de Jasper, este hotel histórico combina perfectamente ambos mundos.

Los alces y caribúes, con sus cornamentas y su imponente porte, tienen vía libre para pastar a orillas del lago Beauvert, entre las cabañas del Fairmont Jasper Park Lodge o en el campo de golf. Las casi 300 hectáreas que ocupa el hotel desde hace un siglo, al pie de las Montañas Rocosas Canadienses, ahora son ahora parte del Jasper National Park y están protegidas por la Unesco como Patrimonio Natural de la Humanidad, de modo que la vida salvaje y el lujo se han propuesto convivir sin sobresaltos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Dónde: Old Lodge Road, Jasper, Alberta, Canadá. T.+ 1 780 852 3301.

La historia del Grand Trunk Pacific Railway y del Jasper Park Lodge está estrechamente relacionada, ya que el hotel comenzó por el año 1915 como un campamento de lujo a orillas del lago y de las vías del tren, con diez tiendas de campaña con pisos y paredes de madera, conocida como Tent City; aunque el lodge se abrió oficialmente en 1922. En esa misma década se agregó el campo de golf, diseñado por el famoso arquitecto Stanley Thompson. Con el tiempo y las ampliaciones, el hotel fue escenario de varias películas y alojamiento de ricos, famosos y reyes. Por ejemplo, el rey George VI y la reina Isabel figuran entre sus huéspedes más célebres.

Cabaña real: Con motivo del festejo por el centenario de la provincia de Alberta, la reina Isabel II y el príncipe Felipe se alojaron en la cabaña Outlook, que desde entonces fue nombrada Outlook Cabin, the Royal’s Retreat.

Hoy el hotel, ubicado a unos tres kilómetros del centro de Jasper, es un destino en sí mismo, con estupendas vistas del lago Beauvert (se puede navegar en un kayak del hotel) y las montañas, además de su spa, sus cabañas de diferentes categorías, incluidas las Signature Cabins, y su delicioso restaurante Orso. El acogedor y amplio lounge (ubicado junto al lobby), por su parte, es un agradable punto de encuentro donde suele haber música en vivo y se sirven bocadillos reconfortantes. Y por las noches, el hotel cuida que la iluminación sea sutil, para preservar la oscuridad de uno de los cielos más fascinantes del mundo.

 

Publicado en la revista Clase del periódico El Universal, 15 de noviembre de 2018.

This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.

Comments are closed.