Consejos para organizar un viaje low cost

bty

¡Buenos días a todos! Aunque el verano se está acabando, nunca es tarde para organizar unas nuevas vacaciones :P , hoy os traigo una entrada diferente a las anteriores (Viaje a Roma), esta vez, el tema va de no tener que estampar la hucha de cerdito contra el suelo y llorar desesperadamente.

Os traigo unos consejillos que he utilizado a lo largo de mi incipiente vida de viajera. En primer lugar, lo importante es saber dónde quieres ir, a partir de ahí empieza nuestra investigación. Normalmente mis viajes han sido en avión por lo que haré hincapié en este método de transporte. No hace falta decir que en España disponemos de alguna que otra compañía aérea de low cost, pero también sabemos que no tienen muy buena fama. Para empezar, debemos mirar los billetes de avión y comparar precios. Esta búsqueda la tenemos que empezar a hacer con un mes mínimo de antelación.

Mi primera opción a la hora de buscar vuelos es Iberia, si los precios son muy desorbitados, el viaje es urgente y nuestra economía no nos puede permitir lujos, deberemos elegir viajar en una compañía low cost. Pero no nos desanimemos, seguro que encontramos billetes a buen precio. Cabe destacar que Iberia realiza un descuento inmediato para jóvenes menores de 30 años con el programa Iberia Joven.

Tengo que reconocer que casi nunca utilizo comparadores de vuelos, ya que cuando la página te redirige a la web oficial de la aerolínea puede ser que los billetes ya no estén a ese precio. Pero reconozco que una de las mejores páginas que más me gusta cotillear es Skyscanner. En ella hay multitud de opciones para elegir, filtrando por meses y países. La verdad, es que los ojos me hacen chiribitas cuando veo un destino muy barato y casi que estoy haciendo las maletas.

Resultado de imagen de haciendo maletas gif

Cuando el billete entra en tus perspectivas económicas mi consejo es: RESERVAR RÁPIDAMENTE.

Resultado de imagen de tecleando rapido gif

Quizá no encuentres un mejor chollo si esperas a que pasen los días, mejor reservar a tiempo, que deprimirse y ver a posteriori que esa oferta ya no está. Por lo que hace referencia al hotel/hostal/apartamento, reconozco que donde se ponga un hotel que se quiten los demás, pero aquí estamos para ahorrar y no para derrochar. Por eso tengo la clave perfecta para estar en un hotel y no gastarse todo el jornal anual. Mi clave es como ya sabéis, reservar en el momento perfecto, y ¿cuándo es el momento perfecto? pues normalmente los hoteles suelen tener el mejor precio con un mínimo de un mes de antelación. (Os desvelo que tengo un viaje programado para inicios de diciembre y hace semanas que ya tengo todo listo, hotel, vuelos y actividades :D ) . 

Os recomiendo que al reservar un hotel miréis las opiniones en las webs tipo Booking o redes sociales del alojamiento en cuestión. Es muy importante este aspecto. Si el alojamiento en cuestión tiene excelentes opiniones y ni una sola opinión negativa, podéis sospechar, somos tantos millones de personas en el mundo que es imposible que un alojamiento no tenga ni una sola pega. Piensa mal y acertarás. Es preferible conocer los defectos de un alojamiento que llegar al lugar y sorprenderte…

Imagen relacionada

También tengo en cuenta el número de opiniones que hay del lugar, es preferible un alojamiento que tenga más de 1000 opiniones que otro en el que sólo hayan escrito 2 personas aunque sean opiniones excelentes. Cuando ya vayas a reservar, recomiendo adquirir la opción de cancelación gratuita, no sólo por imprevistos de última hora, sino  porque en cualquier momento tienes la opción de anular la reserva si encuentras una oferta que te llame más la atención.

Y una de las claves más importantes para ahorrar, es no alojarse en el centro de la ciudad, los precios siempre están por las nubes, es mucho más económico alojarse fuera del céntrico bullicio de la ciudad. Tampoco reservéis un alojamiento a 30km de distancia del centro, pero sí que es recomendable alojarse en torno a 5-10km del centro, siempre que esté bien comunicado con el centro de la ciudad o con la zona por la que os vayáis a mover. Sale mucho más a cuenta comprarse un bono ilimitado de transporte y alojarse lejos del centro, que alojarse en el centro y no tener que utilizar el transporte.

¿Y dónde comemos?  Pues bien, es una buena pregunta. Una opción interesante sería reservar el alojamiento con desayuno incluido, siempre que tenga un buen precio, compara  cuánto valdría un alojamiento con desayuno y cuánto valdría el mismo alojamiento sin él y haz la resta. Cuando tengas el resultado, el segundo paso es imaginar cuanto gastarías al día si fueras a desayunar a alguna cafetería, u otra de las opciones interesantes, es ir al supermercado y comprar el desayuno (muchas veces el alojamiento tiene nevera, así que podrías utilizar ese recurso).

Mi consejo es comprar siempre el desayuno, comida, cena y guardarlo en el alojamiento. Gracias a este ahorro os podréis dar un capricho y cenar fuera en algún momento de vuestra estancia. Los recuerdos más bonitos, siempre son de sensaciones. No hay sensación más relajante que estar con tu bocadillo frente a un parque lleno de fuentes al son del canto de los pajaritos.

Quizá es el momento de dar por finiquitada la entrada del blog, pero me van surgiendo muchas ideas por lo que quizá os podría escribir hasta un libro. Pero no, debo desvelaros uno de mis secretos al elegir alojamiento…¡Miro Google Maps! ¡¡Sí, Sí!! Activo la vista satélite para observar el entorno del alojamiento y no caer en un suburbio difícil de transitar.

¡Hasta pronto!

 

This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.

Comments are closed.