Aparthotel Ponent Mar (Son Caliu)

Fecha estancia: Abril 2016

 

Tranquilidad. Es la mejor descripción de la experiencia vivida en este apartotel durante la pasada semana Santa.

Este precioso hotel está situado sobre un pequeño acantilado en un extremo de Palmanova. Más concretamente en el termino de Son Caliu. Tiene una distribución de los edificios principales en forma de V abierta hacia el mar con la piscina en el centro. Pero luego tiene más habitaciones en niveles inferiores a la piscina también en primera linea de mar. Debe tener en torno a 160 habitaciones/estudios/apartamentos y aunque la cifra parezca alta, luego no es para nada agobiante.

Creo que está construido a finales de los 80. Pero se ha ido remodelando y actualmente tiene un acabado bastante agradable.

Nosotros nos alojamos en habitaciones remodeladas recientemente, aunque creo que todavía existen algunas con interior algo más antiguo.

Uno de los fuertes del hotel es el equipo humano. Todo el personal es muy eficiente, discreto y educado haciéndote sentir muy a gusto.

Ambiente internacional, pero con un porcentaje mucho menos británico que el del resto de la zona. Nada bulliciosos y con comportamiento impecable. Este tipo de detalles, los acaba imponiendo el sitio, el precio y la forma de gestión. Insistir en que aunque se admitan niños, no hay demasiados, se comportan correctamente y no se rompe la relajación. No comparar este hotel con la orientación general de establecimientos hosteleros de Palmanova.

En cuanto a características,
+ Parking propio exterior incluido al que se accede levantando la barrera con la llave de la habitación.
+ Piscina climatizada aparte de la gran piscina exterior. Esta última, visitada a diario por un par de patos.
+ Gimnasio y sauna. Ojo a las máquinas del gimnasio que son tan antiguas que parecen vintage. Mola.
+ Restaurante interior y otro restaurante/bar situado en la piscina.
+ Animación de las elegantes. Nada chabacana.
+ Club infantil alejado de la zona de descanso.
+ Vistas impresionantes.

Nosotros no elegimos ninguna pensión alimenticia. Realizábamos los desayunos en la terraza de la habitación y alguna vez comimos en el restaurante de la piscina. También visitábamos los restaurantes de alrededor.

Recordar que, como el resto de establecimientos de Mallorca, se paga toda la estancia en el momento del check-in.

Relajación. Es la palabra.

Consejo sobre las habitaciones: Casi todas las habitaciones son con vistas al mar, pero asegúrate
This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.

Comments are closed.